top of page
8 (2)_edited_edited_edited.jpg

Desmitificando el uso de Acero en Regiones Costeras: Versatilidad en el Mobiliario Urbano

Actualizado: 10 nov 2023


Las regiones costeras, con sus impresionantes paisajes y su proximidad al mar, son destinos ideales para vivir y visitar. Sin embargo, la construcción en estas áreas presenta retos únicos que han llevado a la percepción errónea de que el acero no es una elección adecuada para su uso en esta región. Este artículo tiene como objetivo desmitificar estas preocupaciones y destacar cómo el acero puede ser una opción altamente efectiva y versátil, especialmente en el contexto del mobiliario urbano en regiones costeras.


Mitos comunes sobre el uso de acero en regiones costeras


1. Corrosión acelerada: Uno de los mitos más comunes es que el acero se corroerá rápidamente en un entorno costero debido a la exposición al aire salino y la humedad. Aunque es cierto que la salinidad del aire y la humedad pueden acelerar la corrosión del acero, esto no significa que el acero sea inutilizable en estas áreas. La clave está en la selección de acero adecuado y en la aplicación de recubrimientos protectores.


2. Mantenimiento costoso: Otro mito común es que el mantenimiento del acero en regiones costeras es costoso y requiere un esfuerzo constante. Si bien se necesita un mantenimiento adecuado, esto no tiene por qué ser prohibitivamente costoso ni excesivamente laborioso. Con un programa de mantenimiento regular y programas de inspección, es posible prolongar la vida útil del acero de manera efectiva, lo que puede ser más económico a largo plazo que otros materiales.


La realidad sobre el uso del acero en regiones costeras


1. Selección de acero adecuado: La clave para utilizar el acero de manera efectiva en regiones costeras es la selección del tipo correcto de acero. Los aceros inoxidables y los aceros galvanizados están diseñados específicamente para resistir la corrosión. Los aceros de alta resistencia también pueden ser una excelente opción para el mobiliario urbano costero, ya que permiten diseños más ligeros y duraderos.


2. Recubrimientos protectores: El uso de recubrimientos protectores, como pinturas y recubrimientos epoxídicos, puede ayudar a prevenir la corrosión del acero en entornos costeros. Estos recubrimientos actúan como barreras físicas entre el acero y los agentes corrosivos, prolongando la vida útil del material y reduciendo la necesidad de mantenimiento constante.


3. Procesos de galvanización y zincado: La galvanización y el zincado son procesos que implican la aplicación de

una capa de zinc sobre la superficie del acero. Esta capa actúa como una barrera protectora, impidiendo que la corrosión llegue al acero subyacente. Estos procesos son particularmente efectivos en ambientes costeros, donde la exposición al aire salino es alta.


4. Recubrimiento con pintura pulverizada: La pintura pulverizada es otro método eficaz para proteger el acero en zonas costeras. Esta técnica implica la aplicación de una fina capa de pintura en polvo sobre la superficie del acero, que luego se hornea para formar un revestimiento duradero y resistente a la corrosión.



Ejemplos de mobiliario urbano en acero en regiones costeras


1. Bancos y asientos: Los bancos públicos y los asientos en áreas costeras pueden beneficiarse enormemente del uso del acero galvanizado y recubierto con pintura pulverizada. Estos recubrimientos protegen el acero de la corrosión, asegurando que los bancos y asientos mantengan su apariencia y funcionalidad durante años.


2. Pasarelas y barandillas: Las pasarelas y barandillas costeras también pueden beneficiarse de la galvanización y el recubrimiento con pintura pulverizada. Estos procesos prolongan la vida útil de las estructuras y garantizan la seguridad de los peatones que las utilizan.


3. Esculturas y arte público: El acero galvanizado y recubierto con pintura pulverizada es una elección popular para esculturas y arte público en áreas costeras. Estos recubrimientos protegen las obras de arte de los elementos, permitiendo que mantengan su belleza a lo largo del tiempo.


Bondades del uso de acero en el mobiliario urbano costero


1. Durabilidad: El acero, cuando se trata con procesos de galvanización y recubrimiento con pintura pulverizada, es inherentemente duradero y resistente a los rigores del ambiente costero, lo que significa que las estructuras y el mobiliario urbano pueden durar décadas con el mantenimiento adecuado.


2. Versatilidad de diseño: El acero ofrece una amplia gama de posibilidades de diseño, desde líneas modernas y contemporáneas hasta estilos más tradicionales, lo que permite una integración armoniosa en el entorno costero.


3. Sostenibilidad: El acero es un material reciclable, lo que significa que es una elección sostenible para proyectos de construcción y mobiliario urbano costero.


El uso del acero en mobiliario urbano en regiones costeras es una elección viable y efectiva, siempre que se tomen las medidas adecuadas, como la selección de acero adecuado y la aplicación de recubrimientos protectores. Además, los procesos de galvanización y zincado, junto con el recubrimiento con pintura pulverizada, pueden mejorar significativamente la durabilidad del acero en estos entornos desafiantes.

El acero ofrece durabilidad, versatilidad de diseño y sostenibilidad, lo que lo convierte en una opción atractiva para proyectos de mobiliario urbano costero que pueden resistir las condiciones del entorno y enriquecer la experiencia de quienes visitan y viven en estas hermosas regiones costeras.

6 visualizaciones0 comentarios
  • Facebook
  • Instagram
  • LinkedIn
bottom of page